Serving Our Seniors: un impulso de energía para nuestros mayores

Orientar y ofrecer recursos y servicios a las personas mayores para que puedan llevar una vida independiente. Ese es el objetivo de “Serving our Seniors (SOS)”, un proyecto impulsado por Interfaith of The Woodlands que nació en 2007, y con el que Repsol colabora desde 2016, para dar asistencia y acompañar a personas mayores que no tienen recursos o no pueden valerse por sí mismos.

Una labor especialmente necesaria tras el azote del huracán Harvey, que dejó alrededor de 30.000 viviendas destruidas o afectadas en Houston. En el marco de este programa, una treintena de empleados de Repsol Houston y sus familias, colaboraron como voluntarios en labores de reparación y limpieza de las casas de personas mayores, que se vieron afectadas tras las tormentas.

Empleados comprometidos con los mayores

Nuestros empleados acudieron a diferentes casas repartidos en equipos de 6 a 8 personas. Amie Jackson, entendió la importancia del proyecto tras las consecuencias del huracán y participó en uno de estos grupos. “Al finalizar la jornada, terminamos sentadas en la entrada de la casa de la señora a la que ayudamos, me enseñó fotografías de su familia y terminamos hablando de mis hijos y sus nietos”. Y es que Serving our Seniors también pretende que las personas mayores se relacionen y se sientan acompañadas.

Amie Jackson junto a su familia

Desde un primer momento, Amie agradeció la posibilidad de que su familia pudiese participar de la actividad: “me encantó la oportunidad de que pudiera conocer a las personas con las que trabajo. Mi hija pudo ver a sus padres haciendo algo en lo que creían, dando apoyo a una parte de la sociedad que ya ha trabajado y ahora necesita ayuda”.

También destaca el papel de los más jóvenes Lyazzat Khamzina, que afirma que con sus juegos ayudaron a crear un ambiente distendido y a motivar a las personas que colaboraban. Recuerda especialmente la alegría que transmitía el hijo de uno de sus compañeros: “Corría por el jardín, lleno de energía de un lado a otro y con un rastrillo en la mano. Su entusiasmo nos contagió”. Piensa que es muy positivo para las personas que se benefician de Serving Our Seniors que “aprecian la compañía más que cualquier otra cosa”.

Lyazzat Khamzina; segunda empezando por la izquierda, y Victoria Ogedegbe; tercera empezando por la izquierda.

Otra voluntaria, Victoria Ogedegbe, ya había colaborado en otras iniciativas sociales, pero, en esta ocasión, decidió asistir a los afectados como empleada de Repsol: “Sentí la necesidad de ayudar: Houston ha pasado por muchos estos últimos meses y empresas como Repsol han intensificado sus esfuerzos para ayudar a la comunidad”.

La historia de estas empleadas, es similar a la de otros muchos trabajadores de Repsol que participan como voluntarios. En España, Fundación Repsol cuenta con más de 3.000 voluntarios y más de 99.000 personas se benefician cada año de su actividad. Te invitamos a conocer el testimonio de otros voluntarios que, como Amie, Victoria y Lyazzat, contribuyen con su tiempo a construir un futuro mejor.

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.