Un reparto más sostenible

La movilidad está cambiando. Lo vemos cada día en las ciudades de todo el mundo. Surgen nuevas formas de movernos que, poco a poco, van ganando espacio en nuestras calles. Coches compartidos, motos y bicicletas eléctricas o patinetes no solo hacen posible una movilidad más sostenible, sino que en muchos casos ayudan a las personas a mejorar sus empresas.

Ese es el caso de Sabino, propietario de un mercado de alimentación en el centro de Vitoria, una ciudad que lleva décadas apostando por la movilidad sostenible, peatonalizando las calles del casco histórico y adoptando medidas para fomentar el uso de la bicicleta y de transportes públicos alternativos como el tranvía.

Durante años, Sabino usó un motocarro para repartir pedidos por el centro de la capital vasca, pero cada vez le resultaba más complicado encontrar aparcamiento o acceder a muchas calles, por lo que se le acumulaban los retrasos en las entregas e incluso las multas de tráfico. Así que decidió dar un giro a su estrategia empresarial y comprar un triciclo eléctrico, que cuenta con una batería portátil que se recarga por la noche conectándola a un enchufe normal.

El triciclo eléctrico permite a Sabino circular por la extensa red de carriles bici de la ciudad y acceder a las calles peatonales del centro histórico. Los beneficios para su negocio no se han hecho esperar. Ha mejorado los plazos de entrega de los pedidos, ha reducido gastos y cada vez recibe más encargos a domicilio.

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.