Por amor al arte de la ciencia

“Tienes que sentir pasión por lo que haces. Si te gusta lo que haces, en este caso la divulgación, lo harás bien”. Este es el consejo que da a los más jóvenes Antonio Martínez Ron, escritor, periodista y divulgador científico. Solo cinco minutos hablando con él bastan para reconocer que lo suyo con la ciencia es pura pasión. En marzo de 2014 veía la luz el primer episodio de Catástrofe UltraVioleta, un podcast en el que se cuentan historias relacionadas con la divulgación científica y que se ha alzado con el premio más importante de la radio española: el Premio Ondas 2017 al mejor programa digital, lo que le ha supuesto “una alegría inmensa pues yo empecé en la radio”.  Martínez Ron confiesa que, aunque el humor ayuda a contar la ciencia a todos los públicos, la clave está en la cercanía, el uso de la metáfora y el rigor sobre todas las cosas da una pista: “no hay que inventarse nada, ni exagerar, ni traspasar fronteras extrañas”.

Pero, ¿cómo llega un periodista encargado de la información política a ser uno de los más destacados divulgadores científicos de España? Gracias a un blog de ciencia y a toneladas de pasión: ´poco después de que cerrara la radio en la que Martínez Ron trabajaba, él abrió su blog Fogonazos. Este proyecto personal fue el germen de un movimiento que hoy en día siguen miles de personas: “Primero llegas a 100 lectores, después a 300 y todo ello desencadena que estemos llenando auditorios con aforo de 1.000 personas con eventos científicos como Naukas, algo impensable hace 8 años”.

La idea de Antonio es trabajar en el fomento de la cultura científica para cambiar la sociedad: “Los países no investigan porque son ricos, son ricos porque investigan y para ello es imprescindible tener cultura científica”. Para Martínez Ron la clave para fomentar esa cultura científica es el desarrollo de la curiosidad. ¿Y qué hacen los curiosos? Preguntas. Muchas preguntas. Y en eso son expertos los niños. Por eso, publicará un libro con su hija de 10 años en el que la clave está en fomentar en los niños la capacidad de cuestionarse las cosas: “Si los niños se entrenan en el arte de hacerse preguntas y mantienen viva su curiosidad hasta cuando sean adultos, estaremos fomentando la cultura científica”.

En su apasionante empeño por inculcar la cultura científica, Martínez Ron imparte  talleres como el que ha realizado este año en el Complejo Industrial  de Repsol en Puertollano. Se trata de  un espectacular taller visual que bajo el nombre “Hágase la Luz” enseña “cómo funciona la refracción de la luz, y cómo estos efectos engañan al cerebro, cómo viaja la luz a través de nuestra atmósfera. Los chavales descubren por qué unos tienen miopía, por qué nadie ve el mismo arcoíris que tú, o cómo funcionan unas gafas de sol. Se trata de experimentos pequeñitos que además son muy sorprendentes; muy visuales y llamativos”, explica Martínez Ron. Además, dice que “participar en estas jornadas es una maravilla, estar en contacto con los chavales y repensar los materiales te enseña mejor a entender lo que estás explicando”.

En ciencia, la creatividad y la imaginación son fundamentales: “el científico tiene que encontrar nuevas formas de hacer las cosas; y siempre con mucha humildad. La carrera de la ciencia es una cura de humildad constante, solo hay que ver cómo ha cambiado todo desde que se pensaba que la Tierra era el centro del Universo”.

Orgulloso de seguir aprendiendo, Martínez Ron ahora está resolviendo dudas y preguntándose sobre meteorología y fenómenos atmosféricos. Confiesa que siempre hay que estudiar y seguir formándose y él lo hace teniendo como referente a Richard Feynman, Nobel de Física del 65 y del que dice que es un “absoluto genio fuera de todo”. Lo que más le apasionaría sería publicar una noticia que anunciara que hay una cura real del cáncer o cualquier información que mejore nuestra calidad de vida y es que “la ciencia está hecha por seres humanos para seres humanos, sirve para mejorar nuestra vida”.

Resumen de la Semana de Ciencia y Energía de Puertollano

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.