La movilidad compartida como necesidad de las ciudades del futuro

Las nuevas ciudades están evolucionando hacia “ciudades abiertas” o “ciudades del futuro”, dando paso al uso de aplicaciones y otros recursos que fomentan la movilidad compartida. Estas “nuevas ciudades” ya son realidades en las que se ponen en marcha recursos compartidos basados en la conectividad, y aplicables al transporte, promoviendo formas de movilidad como el “carsharing” o “aparcamiento compartido” y en buena medida fomentando la sostenibilidad.

En este contexto, el día 31 de Octubre se celebra el Día Mundial de las Ciudades, bajo el lema “A mejor ciudad, mejor calidad de vida”, con el objetivo de promover el interés en la urbanización y fomentar la cooperación entre países para aprovechar las oportunidades y afrontar los desafíos que plantea el urbanismo, así como para contribuir al desarrollo urbano sostenible en todo el mundo. Las nuevas ciudades deben ser diseñadas para vivir juntos, crear oportunidades, permitir la conexión e interacción, y facilitar la utilización sostenible de los recursos compartidos.

Cada vez son más populares y numerosas, plataformas de movilidad compartida como Uber, Cabify, MyTaxi, Car2GO, Emov, Avancar, Bluemove, Ecooltra o BlaBlaCar. Aplicaciones que facilitan la experiencia del usuario y responden a las nuevas necesidades del consumidor en materia de movilidad y comodidad.

Las nuevas ciudades deben ser diseñadas para vivir juntos, crear oportunidades y facilitar la utilización sostenible de los recursos

Pero, además, cada día surgen nuevas opciones que van un paso más allá de la mera fórmula de compartir y ofrecen más facilidades. Aplicaciones como Free2move, que engloba diferentes proveedores de “carsharing” de una ciudad; Parkapp, para encontrar aparcamiento de forma fácil y cómoda; o Drivy, para alquilar coches particulares cerca de donde te encuentres.

Todas estas nuevas Apps e iniciativas ya funcionan en muchas ciudades del mundo y en la mayoría de las grandes ciudades españolas. Por ejemplo, en Europa existe Carpooling.com, una plataforma que conecta a personas de más de 40 ciudades como Berlín, París, Barcelona, Milán, Atenas, o Viena, entre otras, para que puedan ofrecer sitios vacíos o reservar un puesto en un vehículo para llegar a su destino.

En América Latina, incluso, existen servicios que ofrecen integrar el “carsharing” en organizaciones y universidades, como Aventones, una red privada que facilita y promueve el uso de coche compartido dentro de comunidades de confianza.

También se está invirtiendo en aplicaciones de movilidad que ofrecen más opciones a los conductores y favorecen el uso compartido de los recursos. Por ejemplo, plataformas colaborativas como WeSmartPark y DriveSmart, empresas españolas punteras en el desarrollo de herramientas digitales de movilidad.

En cuanto a otras formas de energía más sostenibles, desde Repsol se impulsa desde hace casi 7 años, junto al Ente Vasco de la Energía (EVE), IBIL, el gestor de carga de vehículos eléctricos. Además, participamos en otras alternativas que promueven la “movilidad de la ciudad del futuro” como el proyecto de movilidad desarrollado junto a Scutum o la apuesta por el AutoGas, carburante respetuoso con el medio ambiente ya que reduce las emisiones del vehículo.

Todas estas opciones, no son más que respuestas a las nuevas demandas que las ciudades “del futuro” van exigiendo debido a su rápido crecimiento.

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.