Lo que no sabías de Juego de Tronos, Marvel y Google Maps

En un día normal miras durante dos horas tus redes sociales, utilizas Google Maps para saber cuánto vas a tardar al trabajo y, cuando llegas a casa, te pones tu serie favorita. Lo que a lo mejor nunca te has parado a pensar es que todas estas acciones tienen una cosa en común: el Big Data. El análisis masivo de datos está mucho más presente en tu vida de lo que te imaginas.

Juego de Tronos, House of Cards o Narcos son algunos ejemplos de cómo el Big Data ha ayudado a alcanzar el éxito a nuestras series favoritas. A través del análisis de millones de datos Netflix o HBO pueden saber qué nos va a gustar antes de su lanzamiento. El éxito de House of Cards se debe, en gran medida, al análisis histórico de las interacciones de los usuarios en Netflix. Y, ¿sabes cómo auguró HBO el éxito de Juego de Tronos? A través del análisis de las descargas ilegales de sus capítulos.

Las plataformas de streaming no son las únicas que utilizan el Big Data para generar contenido. Marvel, por ejemplo, analizando el comportamiento de los usuarios identifica cuáles son las tramas que más gustan y qué personajes son más atractivos. Utilizando esta información crea sus series, películas y videojuegos.

Big Data: no solo en el mundo del entretenimiento

Pero la industria del entretenimiento no es la única donde el Big Data tiene presencia. ¿Te has preguntado alguna vez cómo Google Maps sabe cuánto tiempo tardas a cualquier sitio? El análisis masivo de datos tiene la respuesta. La aplicación recoge información sobre aspectos como el tráfico, la meteorología o datos anónimos GPS de los móviles conectados. Haciendo un análisis de los datos en tiempo real y pasados, Google Maps te enseña la ruta óptima para tu desplazamiento.

¿Y las redes sociales? ¿Qué tienen que ver en todo esto? Facebook, Instagram o Twitter analizan tus publicaciones, tus interacciones y las páginas que visitas a diario. Juntando esta información con la del resto de usuarios de la plataforma, crean patrones para que tu experiencia sea la mejor posible. ¿Cómo? Por ejemplo, mostrándote primero la información más importante para ti o personalizando la publicidad que te muestra la plataforma.

En Repsol también utilizamos el Big Data para mejorar la vida de las personas y nuestros procesos. Por ejemplo para optimizar nuestras intervenciones en el subsuelo a través del análisis masivo de datos, o para crear ofertas personalizas y adaptadas a los gustos de los usuarios de nuestra aplicación Waylet.

Como podrás observar, el Big Data lleva mucho tiempo estando en tu día a día. Y lo que podemos asegurar es que ha llegado para quedarse.

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.