La movilidad eléctrica llega al pequeño comercio

Cada día, miles de personas se suben a coches y camiones para repartir productos básicos en nuestra vida cotidiana, como alimentos, bebidas, ropa… Estos vehículos se pasan muchas horas al día circulando, así que es fundamental encontrar alternativas para reducir sus emisiones y, de esta forma, mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades.

Para lograr una movilidad más sostenible, una de las soluciones pasa por modernizar el parque automovilístico, cambiando los vehículos más antiguos por los nuevos modelos más eficientes, con emisiones muy limitadas en cumplimiento de la normativa comunitaria Euro6.

Otra alternativa es apostar por nuevas formas de energía, como el AutoGas, el gas natural vehicular o la electricidad. Por esta última opción se han decantado Iván y Patricia, propietarios de una floristería cerca de Pontevedra, que cuentan con un vehículo eléctrico para hacer el reparto a domicilio por la toda la comarca.

El suyo es un coche de rango extendido, muy similar a un coche híbrido, que utiliza combustible y, la mayor parte del tiempo, corriente eléctrica. Cuenta con una batería que no solo se puede cargar en casa, sino que genera corriente al circular, lo que le permite gozar de mayor autonomía, algo fundamental para este pequeño negocio.

En este video, Iván nos cuenta cómo es trabajar con un coche eléctrico, un buen ejemplo de cómo autónomos y pequeños empresarios están incorporando nuevas formas de movilidad sus negocios, para hacerlos más sostenibles y eficientes.

 

 

 

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.