Empleados que ayudan a empleados: así nació el punto de encuentro más solidario de Repsol

“Entre los 24.000 empleados que somos en Repsol seguro que hay alguien que tiene una historia similar a la tuya y puede ayudarte”. Con esa filosofía emprendió Marga Lozares Punto Solidario, un proyecto que ha cumplido cinco años y en el que colaboran más de 100 empleados de la compañía. Junto con Diana Gómez y Marita Alesanco han puesto en marcha este espacio de conversación y apoyo para compañeros que están atravesando por situaciones vitales complicadas.

Situaciones como la que atravesó Marga. “En las Navidades de 2010 me diagnosticaron cáncer de mama. Cuando te dicen esas palabras se te viene el mundo encima”, recuerda. La familia y los amigos son los pilares más importantes, pero ella necesitaba escuchar la experiencia de otras mujeres que hubiesen pasado por lo mismo. “En mi caso me apoyaron muchísimo una compañera y una proveedora de Repsol. Ambas me explicaron cómo habían vivido cada etapa del tratamiento y me ayudaron a entender las reacciones que tenía mi cuerpo”. Aunque para ella, este proceso tiene una recompensa: “Es duro tener que rememorar muchas cosas por las que has pasado, pero si al final tu historia ha servido para ayudar a alguien, significa que ha merecido la pena”.

“Es duro tener que rememorar muchas cosas por las que has pasado, pero si al final tu historia ha servido para ayudar a alguien, significa que ha merecido la pena”.

Durante el tiempo que estuvo de baja, Marga se dio cuenta de lo “necesario” que era contar con un punto de encuentro, “un foro solidario, donde poder compartir con otras personas experiencias similares”. Por ello, en cuanto se reincorporó a su trabajo en Campus Repsol en noviembre de 2011 empezó a materializar esta idea.  “Al principio pensé en llamarlo Punto Rosa porque iba a ser un espacio para mujeres que hubieran experimentado el cáncer de mama, pero poco a poco me di cuenta de que el espectro debía ser aún más amplio”.

Un proyecto hecho entre todos

Al entusiasmo de Marga se sumaron Diana Gómez y Marita Alesanco, que llegaron “como caídas del cielo”, recuerda nuestra empleada entre risas. Su trabajo fue esencial para poner en orden las peticiones, inscripciones de voluntarios y preguntas que llegaban al correo electrónico habilitado para este fin.

De izquierda a derecha: Marita Alesanco, Marga Lozares y Diana Gómez.

Tanto es así que a la labor de estas tres mujeres se unieron los equipos de Seguros, Servicios Jurídicos y Sistemas con el fin de sentar las bases legales del Punto Solidario y cumplir con todos los requerimientos que una iniciativa como ésta exige. Además, recibieron el reconocimiento de la Reina como presidenta de Honor de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

“Los servicios que realizan los voluntarios van desde tomar un café con la persona que está pasando por un momento complicado, hasta una visita a su casa o acompañarle a la asociación que le corresponde para que reciba orientación. Lo llamamos ‘servicios’, pero la realidad es que casi siempre acaba convirtiéndose en una relación de amistad”, explica Lozares

A lo largo de estos cinco años han puesto en contacto a empleados de Repsol que estaban pasando por un tratamiento de quimioterapia o superando una cirugía severa. También a familiares de enfermos de alzheimer que necesitaban alguien con quien compartir lo que estaban viviendo, y a padres y madres de niños con diferentes patologías. Todo este trabajo les ha hecho además estrechar lazos con organizaciones como la Fundación Down Madrid, la AECC o Trabajando en Positivo,

Desgraciadamente la mayoría de historias que llegan están relacionadas con distintas enfermedades, pero en Punto Solidario también hay espacio para todo tipo de experiencias. “Hemos puesto en contacto a empleadas que habían pasado por embarazos múltiples y tenían millones de dudas, o también a personas que han practicado lenguaje de signos”, cuenta Diana.

Para ellas, el futuro de Punto Solidario pasa por llegar a todos los países donde está presente Repsol y que se convierta así en un espacio de encuentro global. “En Ecuador ya atendimos un caso concreto y en Canadá quieren replicar esta iniciativa”, y eso, dicen las tres artífices de este proyecto, “significa que quizás estamos haciendo las cosas bien”.

Showing 17 comments
  • Inés
    Responder

    Os doy la ENHORABUENA, con mayúsculas. Seguir con ese Punto Solidario.
    Al final, casi la mitad de tu tiempo diario te lo pasas en el trabajo, quién mejor que tus “compañeros-amigos” para ayudarte?.

  • Salvador Lorenzo
    Responder

    Qué fantástica y altruista labor estáis haciendo. Enhorabuena, este tipo de iniciativas y acciones hacen muy diferente a nuestra compañía del resto de empresas.

  • NELSON GOMEZ GOMEZ
    Responder

    Felicidades!!!
    Buena iniciativa, y no, no lo estáis haciendo bien, lo estáis haciendo MUY BIEN. Gracias!

  • EUGENIO GARCÍA
    Responder

    ENHORABUENA POR VUESTRO ESFUERZO Y DEDICACIÓN POR AYUDAR A LOS QUE LO NECESITAN. ESPERO QUE CON VUESTRO PROYECTO CONSIGÁIS LLEGAR A TODOS LOS PAÍSES DONDE TENGA PRESENCIA REPSOL.

    UN SALUDO Y MUCHO ANIMO

  • AURORA GÓMEZ
    Responder

    LA INICITIVA ES FABULOSA, Y LA GENEROSIDAD DE LOS QUE LA HACEN POSIBLE, AÚN MÁS ¡UN 10!

  • Cristhiam Aguilar
    Responder

    Mis mas sinceras felicitaciones por haber implementado este blog, desearía orientación , si bien es cierto mi tema no es lucha contra el cáncer , pero si es “reinsercion laboral” , mi caso fue por un tema medico (accidente automovilístico laboral en Perú), después de 5 años, les agradeceré me puedan orientar al respecto, gracias y saludos.

    • Diana
      Responder

      Hola Cristhiam, muchísimas gracias por tus palabras. te haremos llegar la información de Punto Solidario y las formas de colaboración por correo. Gracias a ti por compartir tu experiencia! Saludos

  • Cecilia Iponema
    Responder

    Excelente iniciativa!!! Felicitaciones a Marga, Marita y Diana.

  • David
    Responder

    Gran Idea, excelente Proyecto, Insuperable Personas.
    Enhorabuena

  • Ange
    Responder

    ¡Un gran trabajo trío de ases!
    Hay una infinidad de situaciones por las que pasamos a diario y se pueden compartir para aprender y aliviar la angustia que suponen

  • Elena Marín Molinari
    Responder

    Enhorabuena campeonas!!

  • José Antonio Gallardo
    Responder

    Me parece una de las mejores proyectos que se ha puesto en marcha en Repsol por lo que representa para las personas que participan en el mismo. Poder ayudarnos en estos temás ayuda a tener un mayor sentimiento de orgullo de trabajar en Repsol por el grupo de personas que lo componen.

  • Carmen
    Responder

    Me parece maravilloso que haya personas tan emprendedoras con temas tan difíciles de llevar.
    Admiro y quiero como amiga a Marga
    Lozares ya que es una persona de lo más válida y cariñosa y junto con sus dos compañeras las felicito por llevar a cabo ese punto de encuentro
    Felicidades a todos los que hacen posible esa ayuda para el que la necesita

  • mercedes
    Responder

    Maravillosa iniciativa!!! Enhorabuena a las tres y gracias por haber puesto en marcha el punto solidario!!!

  • Mercedes
    Responder

    OS FELICITO POR ESTA INICIATIVA QUE ESTA AYUDANDO A TANTAS PERSONAS. DESEAROS LO MEJOR

  • PJS
    Responder

    Gracias por enseñarnos que con foco, generosidad y esfuerzo, los proyectos de esta compañía se convierten en realidades. La iniciativa y vosotras tres sois ejemplo tangible de los valores Repsol.

  • Cristina Suárez de Lezo
    Responder

    Enhorabuena!! lo que hacéis es super bonito y muy generoso.

    !!!Marga es tan tan positiva!!! 🙂

    Un beso a las 3.

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.