Descubriendo los
secretos del subsuelo

La voz de Verónica Castillo transmite desde el primer minuto pasión incondicional por su profesión y por una especialidad: la geología. Pero este interés por el mundo en el que hoy se mueve no fue precoz, como suele ocurrir a muchos profesionales. “Se ha ido construyendo poco a poco”. Y es que no fue hasta su segundo año de universidad, cuando empezó a introducirse en el campo de las Ciencias de la Tierra, específicamente de la geología.

Durante esa época, nunca imaginó que su carrera la llevaría a participar en grandes descubrimientos de hidrocarburos como el de Perla, el campo de gas offshore más grande de Latinoamérica, situado en el Golfo de Venezuela, y puesto en producción por la empresa Cardón IV (sociedad formada por Repsol y Eni a partes iguales) en 2015. “Perla ha sido uno de los momentos más importantes de mi vida. En este proyecto estuve presente, a lo largo de más de seis años, en todas las fases del proceso exploratorio, desde la evaluación del área y la adquisición del bloque, hasta la perforación del pozo y el descubrimiento. Todo un lujo para un geólogo de exploración, ya que lo habitual es que uno participe en una sola fase determinada de todo el proyecto”, asegura con satisfacción.

Verónica, que es Doctora en Ciencias Geológicas por la Universidad de Texas, trabaja como Geocientífica Senior en la sede de Repsol en Houston, en el grupo de Calidad de Exploración, en el que su labor consiste en ayudar a sus integrantes a generar oportunidades de exploración con calidad y valor técnico.

A lo largo sus casi 20 años de carrera técnica, Verónica ha sido responsable de interpretar y predecir cómo es el subsuelo de las zonas donde se quiere explorar, el tipo de rocas, su distribución y composición, lo que se analiza a través de datos sísmicos, calibrados con datos de pozo y geología de superficie.

María Verónica Castillo

Por ejemplo, ha sido responsable de la identificación de nuevas oportunidades de exploración para Repsol en Sudamérica y el Caribe. “Se trata de detectar la oportunidad y de comprobar que ésta sea viable. Cuando ya se ha visto, explorado y recopilado la información la zona, mi labor consiste en determinar si tiene valor técnico realizar la exploración en el área”, explica.

Ser una “ciudadana del mundo”, como ella misma se define, le ha permitido participar en proyectos de exploración de gran interés geológico y magnitud internacional en diferentes países. Actualmente reside en Houston, lo que para ella supone una “oportunidad muy enriquecedora desde el punto de vista profesional”. Aunque admite que mantiene la vinculación con Venezuela “porque ahí están mis raíces”.

Se siente afortunada de haber podido “participar en proyectos llenos de desafíos y conocer mejor el mundo contando con tecnología puntera, que nos permiten ser más precisos en los resultados finales. Trabajar en Repsol es un auténtico paraíso para un geólogo”, afirma convencida.

Pero Verónica admite que su éxito es compartido. Forma y ha formado parte de equipos multidisciplinares, en los que la clave está en que “todos somos de diferentes especialidades y nacionalidades y provenimos de diferentes áreas. Las diferentes disciplinas permiten miradas desde todos los puntos de vista. La idea es dar una visión final integral”.

“Participar en un equipo multidisciplinar, esto es esencial porque nos permite tener diversas perspectivas que enriquecen los proyectos”, afirma María Verónica sobre su actual equipo de trabajo en Houston

Así vive Verónica su profesión en el presente, con toda su energía puesta en cada proyecto y disfrutando de la evolución que la geología de exploración ha experimentado en los últimos años. “Ahora hay que buscar oportunidades distintas, generar valor en zonas donde antes no se nos hubiese ocurrido. Trabajamos en lugares de los que no sabemos nada, para los que tenemos hacer nuevas interpretaciones y proponer nuevas ideas”. Predecir con detalle el subsuelo no es fácil, pero Verónica hace hincapié en que la revolución tecnológica y el conocimiento son clave para mejorar las predicciones.

“Cada vez hay más herramientas y precisión. Esto ayuda a entender qué hay de utilidad en el subsuelo y a determinar si extraerlo es económicamente viable o no”. Esta es la idea que intenta acercar a los alumnos de la universidad de Houston donde participa en eventos académicos y colabora con estudiantes de post-grado (Master y PhD) del Departamento de La Tierra y Atmosféricas, evaluando proyectos de estudiantes y analizando su viabilidad real. Mi colaboración con la Universidad de Houston consiste en ayudar a que los estudiantes sientan la pasión de estudiar y entender nuestro planeta y los recursos que responsablemente podemos utilizar del mismo” reflexiona Verónica.

“Mi colaboración con la Universidad de Houston consiste en ayudar a que los estudiantes sientan la pasión de estudiar y entender nuestro planeta y los recursos que responsablemente podemos utilizar del mismo”, Verónica Castillo

La especialista mira el futuro con una reflexión sobre su responsabilidad como geóloga: “cuanta más certeza y capacidad de predecir lo que hay en el subsuelo tengamos, más capaces seremos de valorar las oportunidades de exploración y de dar acceso a una energía de manera aún más responsable”.

 

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.