Cuando tu trabajo es tu pasión

“Recuerdo que desde el instituto, siempre supe que quería ser química”. Marta Álvarez es de esas personas que encontraron pronto su vocación.  “Siempre me llamó la atención el entorno industrial, entorno de laboratorio, la fabricación de productos que luego puedes transformar y realmente ver en su uso diario”. Marta es todo un ejemplo para aquellos que quieren dedicarse en el futuro a profesiones STEM.

Esta pasión fue la que empujó a Marta a estudiar Químicas en la Universidad de Oviedo.  Fue después cuando fue seleccionada por Repsol para realizar las prácticas de su master, y al poco tiempo se le presentó una oportunidad profesional que cambiaría su vida: un puesto en la planta química de Tarragona, en la que sigue trabajando desde hace más de 16 años. “Cuando me ofrecieron la oportunidad de venir a Tarragona yo estaba trabajando en Madrid, mi familia en Asturias, cuando le comenté a mi madre que tenía la oportunidad de venir a Tarragona me dijo, ¡habrás dicho que no!”.

Esta pasión y su forma de trabajar la han llevado a ser hoy Jefa de planta en Tarragona. Allí compagina la supervisión de los aspectos técnicos de la planta con la coordinación del equipo humano, y es esta combinación lo que más le gusta de su trabajo diario. Desde sus inicios, y en toda su evolución profesional, la pasión por su vocación la han llevado a trabajar en una de las plantas más modernas de Europa.

Deja un comentario

Contacto

¡Escríbenos y te responderemos lo antes posible!

¿No lo puedes leer? Cambia el texto.